lunes, 20 de diciembre de 2010

Diez años y una semana.

Diez años de la muerte de Carlos Cano y una semana de la de Enrique Morente:


Granada bolera mía
anoche tus morerías
dicen que vieron llorando,
que a tu memoria maldita
el recuerdo le venía
de la voz de Carlos Cano.

Cuentan que la triste luna
anoche no iluminaba
tu cara de reina moruna,
que los quejíos del aire
habían perdido esa llave
que es la del reino del cante.

Por peteneras se hablaba
en las esquinas más oscuras
que en la noche serena
las estrellas lamentaban
y el luto de ese desplante
ya no te consolaba.

Lágrimas tan granainas
aunque todo sea amargura
desde el cielo la cordura
acunará todo tu arte.
Diez años y una semana,
no me llores más, Granada.




viernes, 17 de diciembre de 2010

Breakfast at Tiffany´s

" ¿Sabes lo que te pasa? no tienes valor, tienes miedo, miedo de enfrentarte contigo misma y decir está bien, la vida es una realidad, las personas se pertenecen las unas a las otras porque es la única forma de conseguir la verdadera felicidad. Tu te consideras un espíritu libre, un ser salvaje y te asusta la idea de que alguien pueda meterte en una jaula. Bueno nena, ya estás en una jaula, tú misma la has construido y en ella seguirás vayas a donde vayas, porque no importa donde huyas, siempre acabarás tropezando contigo misma. "

Esta reflexión pertenece a la archiconocida película Desayuno con Diamantes, cuyo póster adorna las habitaciones de nuestras hermanas, primas o novias. Ayer murió su director Blake Edwards que adaptó esta novela de Truman Capote para el deleite de las féminas de varias generaciones. Un genio del cine y la televisión, era guionista, director, actor, productor y uno de los mejores cómicos de la historia. Hacer llorar o emocionar siempre me ha parecido simple, dame una historia de la calle, un paquete de pañuelos y algo de melancolía en tu corazón y te sacaré el Nilo de los ojos, pero la risa es un arte inalcanzable y reservado a unos pocos elegidos. Primero Leslie Nielsen y ahora él, el humor estridente del cine clásico se queda cojo. Me los imagino discutiendo sobre cosas absurdas con Groucho, Chaplin, Walter Mathau, Jack Lemmon y Billy Wilder, el camarote del cielo parece que se está llenando. Descansen en Paz.


lunes, 13 de diciembre de 2010

Hoy la Alhambra Sueña a Morente.

Hoy no han cantado los gallos, hoy las palmas han sonado huecas y las fuentes moras han dejado de oler a jazmín húmedo. Hoy las lágrimas del pueblo andaluz tienen alguien más que recordar en sus canciones. Hoy las cicatrices de tantos quejíos directos al corazón, al alma, han sido como saetas iluminadas a la madrugada, al frío de su garganta seca y de su memoria enciclopédica. Hoy la grandeza de un hombre se resume más que nunca en la capacidad de saber llegar a los demás y, más que a nadie a los que no lo entienden, a los que no tienen su misma forma de ver las cosas. Hoy te llora Granada, el Albaicín y el Sacromonte, hoy las cuevas son aún más oscuras y la Alhambra, en su pacto contigo te soñará en su eterno atardecer, meciéndote en la misma cuna que vio nacer tu duende. Hoy llora ese patrimonio universal del arte de saber llevar un compás y hoy, sobre todo, llora Andalucía. Descanse en paz, maestro.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Sentido Único.

La vida, mi vida, ha sido un paseo empedrado que he tenido que andar descalzo, preso en la cárcel de las circunstancias confesé hace mucho tiempo merecer lo que tengo, me llaman incomprendido y en esta cruda carrera, pese a mi madura juventud, la espalda de la sociedad me resulta demasiado familiar. Lucho y sobrevivo porque aún me siento humano y vivo, con esa pelea constante entiendo que nadie ya regala nada, no me malinterpretéis, no quiero dar pena a nadie pues aún me queda algo de orgullo, pero añoro el tiempo en el que la existencia dejaba a los hombres hacerse a sí mismos y, en mi camino doloroso, disfruto con las pequeñas cosas que son mi mayor fortuna y mi único lujo. El amanecer y el olor a azahar son la escasa familia que me queda, recuerdo el abrazo de mi madre pero siento vergüenza de mí mismo, me cuesta mirarme a la cara pues ya no reconozco ni mis motivos y me aterran mis ojeras, busco la oscuridad de la noche en vela para discutir con mi conciencia que ha sido un juez injusto ante las huellas de mi vida. Las calles son ahora mi peregrinaje y sus aceras mi destierro donde me fijo en la gente, en su andar impersonal con zapatos de diseño, evito sus ojos pues la memoria me juega malas pasadas, luego hablo a solas para recordar mi voz aunque soy mudo para un mundo que tiene ceguera hacia mi persona, y me mira, pero no quiere verme pues siente miedo ante mi negra realidad. Mis sucios pies doloridos se retuercen en este viaje, sin bastón alguno que sirva de apoyo, y a veces deseo terminar con todo y acostarme ante la eternidad a la orilla de la carretera, ya no creo en nada pues mi horizonte son paredes de grises edificios, pero aún tengo esperanza en poder legar algo al mundo, aunque sea este testimonio a modo de señal de advertencia, para que sirva de faro en vuestro cómodo sendero.

jueves, 25 de noviembre de 2010

NO AL MALTRATO.

-¿Dónde estoy? ¿Quién eres?-
-Acompáñame, vamos a dar un repaso, tranquilo esto va a ser rápido. Mírate de pequeño, eras feliz, un niño más con una vida bastante cómoda, un buen colegio, buenas ropas, dinero para bocadillos y muchos juguetes. En el instituto ya rondabas chicas, parece que tenías éxito con ellas, los chulos siempre han sido bastante atractivos para las jovencitas. Este es vuestro primer beso, la imagen es bella pero te pudo el ego, no soportabas que nadie la mirara, que nadie fuera más que tú, ni tan siquiera ella. Mira, tu primer guantazo, pocos meses antes de tu boda, bonita celebración estaba muy guapa con ese vestido blanco. La primera paliza, otro gran recuerdo, por no calentar bien las lentejas, qué cómodo es llegar a casa después de ver un partido de fútbol y partirle los dientes. Moratones y cejas partidas, en honor de las lágrimas de tus niños y brindadas con una copa de whisky. Se acabaron las sonrisas, tu casa olía a miedo y hoy te has pasado, encima no has sido capaz ni de confesar, te has pegado un tiro al lado de su cadáver y te atreves a preguntar quién soy.
-Espera. ¿Dónde vas? No me puedes dejar aquí solo-
-Este es tu castigo, toda una eternidad pensando en lo que has hecho con su vida, por creerla una esclava ante tus ojos, ahora serás tú el esclavo del tiempo y de tu propia conciencia.

-¿Dónde estoy? ¿Quién eres?.-
-Tranquila, ya ha pasado todo.

¡Salud!

Apenas tenía seis años y aún no la llevaban al campo. Era por el tiempo de la siega, con un calor grande, abrasador, sobre los senderos. La dejaban en casa, cerrada con llave, y le decían:
-Que seas buena, que no alborotes: y si algo te pasara, asómate a la ventana y llama a doña Clementina.
Ella decía que sí con la cabeza. Pero nunca le ocurría nada, y se pasaba el día sentada al borde de la ventana, jugando con "Pipa".
Doña Clementina la veía desde el huertecillo. Sus casas estaban pegadas la una a la otra, aunque la de doña Clementina era mucho más grande, y tenía, además, un huerto con un peral y dos ciruelos. Al otro lado del muro se abría la ventanuco tras la cual la niña se sentaba siempre. A veces, doña Clementina levantaba los ojos de su costura y la miraba.
-¿Qué haces, niña?
La niña tenía la carita delgada, pálida, entre las flacas trenzas de un negro mate.
-Juego con "Pipa" -decía.
Doña Clementina seguía cosiendo y no volvía a pensar en la niña. Luego, poco a poco, fue escuchando aquel raro parloteo que le llegaba de lo alto, a través de las ramas del peral. En su ventana, la pequeña de los Mediavilla se pasaba el día hablando, al parecer, con alguien.
-¿Con quién hablas, tú?
-Con "Pipa".
Doña Clementina, día a día, se llenó de una curiosidad leve, tierna, por la niña y por "Pipa". Doña Clementina estaba casada con don Leoncio, el médico. Don Leoncio era un hombre adusto y dado al vino, que se pasaba el día renegando de la aldea y de sus habitantes. No tenían hijos y doña Clementina estaba ya hecha a su soledad. En un principio, apenas pensaba en aquella criatura, también solitaria, que se sentaba al alféizar de la ventana. Por piedad la miraba de cuando en cuando y se aseguraba de que nada malo le ocurría. La mujer Mediavilla se lo pidió:
-Doña Clementina, ya que usted cose en el huerto por las tardes, ¿querrá echar de cuando en cuando una mirada a la ventana, por si le pasara algo a la niña? Sabe usted, es aún pequeña para llevarla a los pagos...
-Sí, mujer, nada me cuesta. Marcha sin cuidado...
Luego, poco a poco, la niña de los Mediavilla y su charloteo ininteligible, allá arriba, fueron metiéndosela pecho adentro.
-Cuando acaben con las tareas del campo y la niña vuelva a jugar en la calle, la echaré a faltar -se decía.
(Ana María Matute, LA RAMA SECA.)


Esto no lo he escrito yo, ojalá, lo escribió la nueva premio Cervantes, un galardón que por ley no puede quedar desierto ni darse a título póstumo y ya era hora, la reina de la descripción en la lengua española llevaba ya mucho tiempo esperándolo y mereciéndolo. En un mundo aún tan machista como las letras estas cosas alegran a los que no entendemos de géneros, en ningún ámbito de la vida. Felicidades a ella y gracias a vosotros/as por las más de tres mil visitas a este blog. Correrá vino a vuestra salud, un abrazo.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Soledad.

Eres tan marinera como mi propia alma, me representas como una actriz fracasada ante el papel de su vida. Tu no engañas ni te andas con chiquitas y me muestras mi cruda realidad, en el camino mi barquera sin pedir moneda alguna, que el destino se acompleja ante tu presencia porque arropas las emociones. Eterna compañera con silueta de mujer y cuencos de fría plata, haces al más rico pobre y al vagabundo rey por un instante. Recuerdas a todas esas mujeres que se reflejan en el espejo de mi vida, las de siempre, las de ahora y las que nunca volverán. Llenas mi cama de calor, de sueños inalcanzables y palpables pesadillas. Asustas y abrazas corazones, hasta tu crueldad se convierte en maternal cuando alguien desaparece para siempre, con tu frío aliento recuerdas que aquí nadie es nadie. Inevitable tu compañía y abordable tu melancolía, adviertes hasta a los más valientes que cuando sale la luna tu mandas. Armas una espada forjada de miedo y un escudo salteado con brillantes de creación, que con tu protección se ha inspirado lo más bello y se ha podrido lo más consistente. No eres mala ni buena, lo tuyo es la justicia y con una venda sobre esos cuencos no entiendes de diferencias. Por eso nunca me abandones, vieja marinera, que a veces es mejor tu compañía tan imponente que la de quien por no entender tu lealtad, ni se la merece.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Mi patria.

¿Mi patria dices?

Hundir las piernas en la orilla y tirarle piedras a la mar, mientras el vaivén de las olas te roza en una playa de arena blanca, tostado al mediodía. Eso es Almería.
Conversar lentamente de la vida en el Paseo de los Tristes, a la vera del dorado Darro mirando a Generalife, una tarde de mayo a la fresca brisa de Sierra Nevada. Eso es Granada.
Escuchar el quejío de la serranía y la cuerda de la guitarra por verdiales, parando el tiempo y la misma vida, en la feria de las plazas. Eso es Málaga.
Sonreír por dos coloretes y un pito de caña, tomando un moscatelito, mientras la ironía entra por una oreja y sale hecha verdad por la otra al ritmo del Tangai. Eso es Cai.
Llorar ante la verja rezando por la humilde bendición, porque el polvo vuelva a llenar el camino el año que viene si ella quiere, soñando con volver a verla. Eso es Huelva.
Mancharse los dedos con el pescaíto, pidiendo una cervecita en el kiosko del río, con Cigarreras ensayando al otro lado cuando ya se muere el día. Eso es Sevilla.
Tomarse un salmorejo junto a la mezquita, dar una vuelta por sus patios, y contemplar la belleza mora de las mujeres que el alma roban. Eso es Córdoba.
Y volver al principio, a la salvaje naturaleza de Sierra Cazorla, entre pinos y olivares en la eterna alba, cuando el rocío ya empieza a caer. Eso es Jaén.

¿Mi patria dijiste?

El vuelo de una pluma de orégano sobre una tostá de aceite y tomate, una soleada mañana en un patio sombreado por tres naranjos y un limonero, la viva imagen de la alegría. Eso es Andalucía.

¿Mi patria decías?

Yo solo tengo una patria, me puedes comprender o me puedes criticar pero si no has visto lo que digo, entonces tú no sabes de la misa, la mitad.



Duende.

Ya rompe el Sol,
en la ventana
arropa al día.
Sueños de mañana,
viene la alegría.

Que reina la gloria
en el manantial
de la morería.

Si la misma luna
sueña con rondarte,
fuera pesadillas.
Sueños de mañana,
viene la alegría.

Bendita sangre,
suenas a leyenda
de la morería

Cantan los perdidos
que tu loco sino
no comprende prisas.
Sueños de mañana,
viene la alegría.

Ya huelen a duelo
tus quejíos al cielo
de la morería.

En la triste noche
bailan tus deseos,
jactas agonía.
Sueños de mañana
viene la alegría

Envidian tu orgullo,
visten alabanzas
de la morería.

Si al cantar te viera
el triste poeta
y su sabiduría.
Sueños de mañana
viene la alegría

El Octavo Arte,
historia viva
de la morería.




miércoles, 10 de noviembre de 2010

Por Viejo Que Por Diablo.

A Felipe González siempre hay que leerle entre líneas, no sorprendo a nadie si digo que siempre ha destacado por su demagogia, no es nada malo si se dice que tiene uno de los mejores discursos y retóricas que ha dado este país, comparable al de Suárez o el propio Santiago Carrillo. Con esto me refiero a sus últimas declaraciones para medios distintos y en diferentes lugares, "no permití la destrucción de la cúpula de ETA, pero no sé si hice bien o no". No hay que tener muchas luces para saber que el ex-presidente intenta desviar la atención hacia su persona, y esto es debido a dos grandes problemas que se le vienen encima a este país. Uno de ellos es el diplomático, sobre Marruecos y el Sahara ya he hablado varias veces aquí (Nociones Históricas de HumildadMás que los leones,) pues son ahora mismo una olla a presión que no se sabe cuándo va a explotar, lo que si es cierto es que es inminente. El otro es la rendición completa de ETA, con todos los problemas para el gobierno que eso conlleva, es el último rescoldo de la dictadura que le queda a este país y hay demasiadas deudas pendientes. Sobre este último tema, y ya termino que tengo PRISA (jojojo, que chiste más barato), os dejo una entrevista bastante interesante que vi el otro día en La Sexta, curiosa la manera de ver el problema desde el punto de vista del vasco de a pie, cuando hay vidas de por medio no existen colores en la política: Entrevista a Jesús Eguiguren.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Quien no llora...

Érase una vez un señor que le dio por revolucionar su época, se levantó un día y se dijo: "La sociedad no vale nada, he de difundir mi palabra aunque sacrifique toda mi vida en ello." Y sin motivo aparente mayor que su propio amor al mundo, levantó masas con sus teorías de respeto entre hermanos y ataque a los imperialismos. Este señor acabó en la mayor de las pobrezas, humillado en público y con sólo 33 años se nos fue de este mundo, castigado por el imperio que quiso destruir.

Es máxima del estrellato eso de "Vive rápido, muere joven, y deja un bonito cadáver" que dijo James Dean un día, así pasarás de ser un simple genio en lo tuyo, un iluminado, a ICONO social. Todos volverán su cabeza al oír tu nombre y el dinero que jamás soñaste en vida caerá sobre tu tumba, puro merchandising. No hay mejor negocio que el que se crea sobre la parca porque no hay nada más eterno que ella, me atrevería a decir que es mejor que vender droga, sabes que tienes clientela fija hasta que la muerte os separe, no sé si me entienden.

Dos mil años después de morir en la miseria nuestro amigo sigue llenando estadios, en su época llenaba montes que no es poco, además brillantes, oro y las mayores riquezas son exhibidas por los representantes de su "club de fans", que olvidaron eso del madero y la corona de espinas hace tiempo. Las doctrinas que dejó el revolucionario ya no se respetan, "cuestión de la globalización" le venden a su conciencia para sentirse tranquilos, si hasta el limbo se ha ido al limbo. Cenas costosas, las uvas comidas con la mano, precisamente han caído en el mismo pecado que esos antiguos Faustos que intentaron abolir las ideas de su magnánimo predecesor.

Tras tanta hipocresía, se atreven a decirle a una joven madre soltera y en paro que no debe dejar de traer al mundo a otro inculto pobrecito, sin mayores posibilidades en esta vida que hacerles un poco más ricos con el sudor de su frente y su buena y evidente devoción, o que dos personas tan humanas como ellos no pueden hacer crecer en la felicidad a un niño por ser del mismo sexo, eso no está bien visto, es una enfermedad. En cambio el maltrato, el terrorismo o los abusos sexuales si son bien escondidos cuando se trata de un asunto de buena fe, ya saben, hay que seguir vendiendo discos.

Aplaudo a quien sacrifica su vida como aquel hombre por ayudar a los demás, es más lo admiro, pero no entiendo a quien llena las primeras filas de sus conciertos de niños con síndromes varios y los hace besar un anillo, como Judas besó una vez, para enaltecer la imagen de su perfecto negocio, ¿y saben qué es lo más gracioso?, que a algunos de ellos les niegan la entrada en su discográfica, no tendrán currículum suficiente.

Que me critique quien quiera, yo sé muy bien que soy vocal de mi hermandad, pero lo hago por tradición porque de pequeño veía a mi abuela contarme esas historias tan bonitas y a toda la gente de mi pueblo unida en una misma causa, esa es la verdadera idea que me queda de la fe. Pero también en mi infancia veía al tío Gilito bañándose en monedas de oro mientras al final de su calle, sin ir más lejos, había dos o tres creyentes robando cobre para que sus hijos pudieran comer algo... "ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre".

sábado, 6 de noviembre de 2010

Espejo del Mar.


Qué tendrás vieja amiga 
para bailar en mi memoria, 
qué tendrá tu arena fina 
al fundirse con mi frente. 
 Te conozco más que a nada
y cada día me sorprendes,
te reservo el corazón
para el día que me vaya.

No será grande el firmamento,
no habrá mundos en este cielo,
y los dioses te guardaron
esquinada en ese hueco.
Un poeta hubo de ser
el que te pusiera nombre,
espejo del mar salado
que te baña eternamente.

Madre de hombres nobles
y mujeres más que valientes,
reina de reyes caídos
que anarquizan tu semblante.
 Me mareo al describirte
 se me nublan los sentidos,
te tengo comparada
con una obra de arte.

A música de película
me suena tu fresca brisa,
a dorada melodía
de una canción de cuna.
Que la blanca nieve te estima
y te cubre cada invierno,
que hasta África te admira
y te presta su desierto.

Si el mismo reino de Granada
te tuvo envidia un día,
por robarle a Federico 
y hacerle oler tus rimas.
Has inspirado sueños,
eterna tierra mía,
se olvidaron de olvidarte
los poemas de la vida.

Y allí sigues atardeciendo
en tu pacto con la alegría,
que de oro son tus lunas
y el sol te tiene manía.
Desde la rota distancia
te despido cada día,
 qué tendrás mi vieja amiga,
qué tendrá tanta armonía.




jueves, 4 de noviembre de 2010

La Triste Balada.

Llevo media vida escoltando tu fino cuello de plata, a dos centímetros de ti, soñando el brillo de tu espalda. No soy más que un humilde mentecato que se disfraza ante tu mirada, como un bufón alocado que con tus ojos arriesga sus cartas. Reconozco cada feromona, cada simple mota de olor en el aire y me deslizo por la curva de tus labios ante el precipicio de tu cara. Mi bastón apoyado en tus hombros y mi poca vergüenza en tu alma, te tengo guardada en un joyero que robé una alegre mañana. Hasta el tiempo me ha advertido de tu soberbia templanza, y me flagelo con tu presencia sufriendo las circunstancias. Soy tu eterno entretenimiento y juegas conmigo a las damas, como una enfermedad crónica que poco a poco me mata. Consumido y derrotado me arrastro ante tu tez dorada, que eres capaz de derretirme hasta con tu sonrisa más malvada. Y media vida soñando con cruzarme ante tu mirada, pensando en conservarte embalsamada en mi calma. Mi triste figura te observa abrir los ojos cada mañana, tantas veces te he soñado que el infinito ya no es nada. Seguiré aquí pensándote en esta eterna batalla, ojalá en todos los cuentos se mordiera una manzana...


martes, 2 de noviembre de 2010

Parrafada.

Desde pequeño siempre que tengo una conversación veo las palabras en mi mente escritas, es una manía que se parece a una especie de sinestesia personal que me hace bastante ilusión, no me gustaría ver mi nombre junto a un síndrome en una revista de medicina, pero sí que he de reconocer que soy una especie de sibarita de las letras. Odio los fallos ortográficos hasta el punto de escribir mis mensajes de texto en el móvil con tildes, aunque me he tenido que acostumbrar a abreviar porque si no mis facturas serían demasiado costosas. 

No veo nada malo en ser perfeccionista en este sentido, pero hoy día con la sopa de prisas y nuevas tecnologías que existe es difícil sobrevivir sin tirarse de los pelos viendo ciertas cosas, un ejemplo que siempre digo es que no sé dónde está el parecido entre "a ver" y "haber", tierra trágame... Ayer me pasó una cosa curiosa, tuve que usar mi portátil viejo que, a parte de ir a carbón, tiene parte de sus teclas rotas entre ellas la del ENTER. Como la droga de la escritura llamaba a la puerta con insistencia, tuve que escribir esto: 

Mi manera de leer la vida tiene demasiado que ver con las letras, con la escritura. La biografía de una persona se puede escribir en un párrafo, formado por palabras que representan toda su historia: nombres de personas, sensaciones, anécdotas... cada una con un significado distinto, inigualable e incomparable, cada una con una acentuación distinta, inolvidable e inexplicable. Nuestro carácter son símbolos entre letras, las comillas la ironía, las interrogaciones las inseguridades y las exclamaciones la felicidad. Cada etapa estaría separada por los puntos, todos esos cambios que se sufren, todos esos fallos de los que se aprende son organizadores puntos en nuestra existencia. La diferencia entre MAYÚSCULAS y minúsculas simplemente expondría la importancia que ha tenido algo en nuestra memoria, desde una canción de la juventud, pasando por el llanto de un hijo o la risa de un nieto. Y todo deriva en lo más sensible de este párrafo, que son mis admiradas comas, las damas de la escritura son curvas casi poéticas, con la importante labor de legarnos todos esos suspiros que nos dejan sin respiración, que al final es lo que importa. Esta es mi pequeña visión de la vida, en un solo párrafo, y la moraleja es que hay que disfrutarla porque punto y final, no hay nada más que uno.

domingo, 31 de octubre de 2010

Cada Tarde.

Cada tarde despierta de su sueño mediterráneo, costumbre desde la infancia. Se pone delante del espejo y se mira las arrugas concienzudamente, como temiendo que el paso del tiempo afecte a sus pensamientos, al igual que un reloj de arena consumido al que ya no se le puede dar la vuelta. Comprueba que todo va bien, que no es nada más que la vida proponiéndole otro pulso, otra pelea más y ya son muchas, pero no desfallece. Se enfunda en la camisa recién planchada por su mujer y con aire torero, como si aún contara 20 primaveras, se coloca la chaqueta y se aprieta la corbata. "Hay que comprar unas coderas nuevas" le dice María, "Bueno mujer, ya habrá tiempo..." Recoge su maletín, el de siempre, y le da un beso a su novia, la sigue viendo así y es que no puede evitarlo, la roza como la primera vez, no la percibe de otra manera, no la comprende de otro modo.

Y sale a la calle mirando siempre al horizonte, disfrutando del viento en la cara y haciéndole frente, aún no ha perdido la planta, eso piensa preparándose, concentrándose. Anda y anda casi paseando, como jugando a no tener prisa y sólo baja la cabeza cuando pasa por delante del auditorio, es su señal de respeto a tantos momentos vividos, a tantas tardes de gloria dentro de ese bendito templo que se levantaba enfervorizado ante su arte, no hace mucho que no se atrevía ni a pasar por su puerta.

Llega a su esquina junto a la plaza, todo a su alrededor son sombras anónimas que no cruzan miradas, máquinas deshumanizadas piensa. Se acuerda de aquella frase de Quino, de esa cuestión al aire que tanta gracia le hacía cuando no tenía preocupaciones: ¿No será acaso que ésta vida moderna está teniendo más de moderna que de vida? Se ríe de sus ocurrencias mientras afina su vieja guitarra, las demás las tuvo que vender, pero nunca aquella que le regalaron cuando era un simple niño de la posguerra y todos decían que tenía un don, que debía ir a estudiar fuera, cuántas cosas tuvieron que hacer sus difuntos padres para poder sacarlo adelante. "Es una batalla más, nunca he llorado, nunca me he rendido, nunca he pestañeado ante las circunstancias", se dice. 

Y suena la primera nota, aquella de su amigo Joaquín que tanto echa de menos, aquella que lo transporta al mismo cielo, a su cara sin arrugas, a esas 20 primaveras y tantos sueños por delante, anécdotas de la vida ahora se observa postrado ante la mala suerte sin más arma que su experiencia y algunas canas de más. Nadie mira, nadie para, nadie conoce a nadie y esa melancolía lo transporta y lo motiva, improvisa y pelea con sus notas ante las inclemencias de la vida y con la ayuda de sus maltratados dedos a modo de alegóricas saetas siempre vence, siempre. Recoge su pequeño triunfo diario, no es mucho pero le da un poco a un niño que lleva un rato recogiendo chatarra en unos contenedores de al lado, ¿esto era el desarrollo?. 

Ya vuelve a su casa relajado, sin nada más que decirse hasta que observa la tenue luz de su ventana, lleno de rabia piensa que creemos haberlo inventado todo, pero no somos capaces de recordar el amor, nos estamos perdiendo como en un sueño. En su eterna búsqueda de la felicidad jamás dejó de amar, pero ahora todos creen que el amor les pertenece y en ese mismo momento desaparece junto a la felicidad, como en un sueño. Ya solo piensa en María, es la que le saca las fuerzas todavía y no sabría qué hacer sin ella, se da prisa para volver a abrazarla como cuando eran inocentes, las coderas pueden esperar...




jueves, 28 de octubre de 2010

LUCÍA

LUCÍA

Del borde de la luna
desvelando mi memoria,
ha caído un suspiro negro,
suenan llantos de amargura
en la calle del deseo.

No me olvides, susurraste,
malditas sean las despedidas
y qué quieres que te diga,
si por pensar en recordarte
yo te olvido cada día.

Suenan pasos en la piedra,
callejón de los deseos,
blanca luna traicionera
que hoy te trae a mi recuerdo,
me está matando este silencio.

Noche pálida es tu tez
tantas veces te insulté,
ahora mismo te diría,
que el marfil la luna te presta
para que luzcas su belleza
e ilumines cada día
con tu luz nuestra alegría.

Callecita del deseo,
qué más quieres que te diga.






miércoles, 27 de octubre de 2010

Más Que los Leones

Amanece un día más en Madrid, el otoño ya avisa a las bufandas que empiezan a hacer pasarela por las calles de la capital. En la zona de las Cortes junto al Congreso de los Diputados, por Neptuno, todo es un hervidero ya. El olor a porras se mezcla con los pitidos y las prisas de la calle, los bares crean un popurrí de humo y café entre corbatas y cascos de moto. Añejo y castizo, el Bar Miguel (llamémosle así) abre como ha hecho toda la vida, a la misma hora para la misma gente. Fachada de madera verde, con cristales color sepia y puerta de doble hoja presidida por una leyenda: DESDE 1910.

Pero bueno qué hacemos fuera, entremos dentro que a este paso nos vamos a quedar helados. El local es clásico, algunas mesas al fondo llenas de personas y desayunos varios. La barra es oscura, larga y alta, con un apoyabrazos de color dorado raído que le da un toque señorial a la estampa. El suelo es rojizo, da la sensación de ser el mismo que se puso cuando se montó el local, como si las inclemencias de las pisadas, cenizas, serrín y múltiples lejías no le hayan pasado mucha factura. Allí está don Santiago, en la esquina de la barra donde siempre coloca su bastón, con la copa de anís hasta la raya roja por la hipertensión y el ABC junto al AS más que leídos y repasados a su vera, es la típica persona que siempre se sienta en el mismo sitio en los bares y que si te fijas parece que nunca paga. Dentro Miguelín, el dueño tras la jubilación de su tío, un cincuentón bajito con cara redonda y rosada, casi a juego con el piso. Faenado, agobiado y, hoy, claramente acatarrado, siempre con cara de pocas ganas, debe de ser del Atleti o gustarle Sabina.

No pasan ni cinco minutos cuando entra el primer diputado, don Adolfo Rosales de Encinas (llamémoslo así) impecable como siempre, luce un elegante traje gris marengo de raya diplomática, corbata roja y unos zapatos derby. El pelo corto, grisáceo y un bigote a lo Paul Newman en El Color del Dinero, por su pinta debe saber qué tonalidad tiene este. Avanza y se sienta, mientras deja las llaves del BMW encima de la barra y una moneda de 2 euros, se puede entrever un precioso Rolex en su muñeca.

-Buenos días. Don Santiago.- El viejo responde con una mueca en la cara sin mucho entusiasmo.
-¿Lo de siempre don Adolfo?- Pregunta Miguelín.
-Un carajillo, unas porras y El Mundo, por favor.-

La experta habilidad del camarero, le permite tener su pedido listo en menos de dos movimientos del minutero de su lujoso reloj suizo. Mientras remueve el carajillo saca un cigarro de la chaqueta y lo humedece con el líquido, va ojeando la portada del diario El Mundo, enciende el pitillo y a las porras no les presta atención, cuestión de costumbres.

Al poco se vuelve a abrir la puerta y entra la segunda señoría de la mañana, Jose Antonio Hierro (llamémosle así) tiene toda la pinta de un anarquista ruso del siglo XIX, melena desaliñada al gusto de la moda, patillas largas y anchas a lo Franz Beckenbauer en la final contra la Naranja Mecánica de Cruyff. Lleva puesta una chaqueta de pana color marrón oliva que emocionaría al propio Felipe González, una camisa de cuadros, unos pantalones chinos oscuros y mocasines con bordones. Suelta el casco de su Vespa en un taburete y pone 2 euros encima de la barra, con un gesto tosco de la palma de sus manos.

-Hola Miguelín. Buenos días don Santiago.- El viejo hace la misma mueca que con el anterior, parece que la tenga ensayada.
-¿Qué le apetece hoy señor Hierro?- Pregunta Miguelín.
-Un descafeinado de máquina con sacarina, media tostada de integral con aceite y tomate y El País, si puede ser.- A los pocos minutos, tiene su desayuno encima de la barra.
-Hombre Adolfo, que descuidado soy, no te había visto. ¿Qué haces tú por aquí a estas horas? ¿No entras a votar los presupuestos?- pregunta con sorna el "joven".
-Bueno, digamos que desde el 23F no me gusta entrar muy temprano, no vaya a ser que me pille dentro.- Contesta Adolfo, con pocas ganas.
-¿Tantos años llevas aquí? Desde el 23F... Debes ser de la generación del alcalde de Valladolid entonces.-
-No, soy de la de Pepe Blanco, pero sin plumero.-
-¿Qué te han parecido las declaraciones del alcalde?-
-Bueno, son comparables a las de Alfonso Guerra en su momento.-
-Los de la vieja guardia nunca olvidáis.-
-¿Y a usted qué le parece cómo está el país? El 30% de los jubilados viven bajo el umbral de pobreza.-
-Bueno, ya sabes, hay épocas y épocas, unas con más valores y otras con menos.-
-Claro, como los valores de su camarada andaluz.-
-¿Qué camarada?-
-El vicesecretario andaluz, un señor con valores. Ha dimitido porque se han encontrado unos 700.000 € en subvenciones, para la empresa de su mujer. Muy poco inteligente eso de guardar el dinero en la caja de la trastienda.-
-Bueno, quizás debería haberle preguntado a algún colega valenciano suyo dónde guardarlo.-

De repente Miguelin, harto de este absurdo e infantil partido de tenis improvisado y con un dolor de cabeza creciente, debido al resfriado, entra en la conversación:
-¿Y qué opinan ustedes del niño de 14 años que mataron a sangre fría unos soldados marroquíes anteayer en el Sahara?
-Esto... me tengo que ir a votar los presupuestos, buenos días les dé Dios.- Dice Adolfo, saliendo como alma que lleva el diablo.
-Yo también, que llego tarde, a más ver.- Responde Pedro siguiendo la estela de su colega de profesión.
-Tenía usted razón don Santiago, es nombrarle el Sahara a un político y salen volando.-
-Asi llevo toda mi vida sin pagar un anisete Miguelín, anda lléname y te cuento otro truco.-
-Sabe usted más que Cánovas del Castillo, don Santiago.-
-Más que los leones Miguelín, más que los leones...-

sábado, 16 de octubre de 2010

Riña de Gatos

Parece que ultimamente los premios literarios los doy yo, si el otro día era el merecidísimo Nobel a Vargas Llosa, hoy, me he levantado con la alegría de saber que mi admirado Eduardo Mendoza (oculto tras el seudónimo de Ricardo Medina) había ganado el Premio Planeta. Mis mejores amigos sabrán que si hay algún libro que admiro de la literatura española de los últimos años ese es "Sin Noticias de Gurb", ya no sé cuántas veces lo he leído, atípico hasta para su autor, irónico y atrevido a la par que corto y fácil de leer, toda una obra de arte del humor y el sarcasmo nacional, que siempre intento recomendar o regalar. Para mi gusto los premios no se ganan en un momento puntual, es el reconocimiento al esfuerzo el que te lleva a conseguirlos, por eso, felicidades a este gran maestro.




"Es posible que cada vez haya menos lectores, pero eso no importa. En la época de Homero nadie leía y había muy buenos escritores. El número de lectores no tiene importancia, es algo meramente economicista. Hay revistas de medicina importantísimas que sólo leen cien personas y novelas que leen veinte millones de personas que olvidan al día siguiente".

EDUARDO MENDOZA.



jueves, 7 de octubre de 2010

POR FIN

POEMA para LA EXORCISTA

Mi vida parece sin misterio y
monótona
a quienes me ven
de paso a la oficina
en las mañanas apuradas.
La verdad es muy distinta.
Cada noche debo salir a pelear
contra un espíritu malvado
que, valiéndose de
disfraces -perro, grillo,
nube, lluvia, vago,
ladrón- trata de
infiltrarse en la ciudad
para estropear la vida humana
sembrando
la discordia.
A pesar de sus disfraces yo
siempre lo descubro
y lo espanto.
Nunca ha conseguido engañarme
ni vencerme.
Gracias
a mí, en esta ciudad
todavía es posible
la felicidad.
Pero los combates nocturnos me
dejan exhausta y magullada.
En pago de mis
refriegas contra el enemigo,
les pido unas sobras
de afecto y amistad.


Mario Vargas Llosa
Nueva York
noviembre de 2001

viernes, 24 de septiembre de 2010

La frase célebre de la crisis.

Dijo el más sabio entre los sabios: Si la vida te pone barreras, sé legal y ve a un constructor para que te haga un presupuesto de derrumbe, sin saber cómo ni porqué, saldrás de su oficina con un contrato de permuta en el cual se estipula el derrumbe y reconstrucción de camino para el paso personal con las condiciones contractuales de las dos partes interesadas, luego contacta con un aparejador de confianza que te haga un buen proyecto que firme su arquitecto con las condiciones que ponga el perito del ayuntamiento, págalo todo y espera, a los dos meses sin cambios, contacta de nuevo con el arquitecto que transmitirá las quejas a su abogado, que a la vez las delegará en el estamento público que no da las licencias pertinentes y necesarias para el derrumbe y posterior construcción de un camino por el que pasar, pateate la secretaría y oficinas de la concejalía de obras públicas, donde la única excusa que pondrán es que la cosa está muy parada, fue un mal momento para invertir en ladrillo y que no se conceden permisos de obras por parte de diputación, pégate un viaje a la capital para intentar solucionarlo lo más rápido posible y tras 18 ventanillas visitadas desiste porque si tu obra no conlleva beneficios para la administración no van a firmar ni un solo papel en tu favor, por lo tanto decide hablar con tu contable para la retirada de los materiales alquilados hace ya mucho tiempo, con la respuesta de que estás endeudado hasta arriba y que deberías pedir un préstamo en tu sucursal bancaria de confianza. Tras una reunión con el director de tu banco de toda la vida, sales con un préstamo bastante engordado debido a la aceptación de un suelo del 2% y a la creación de unos beneficios tácitos del 4,2% bajo la cláusula de interés variable, te dicen que es un buen "business" porque los intereses han bajado mucho en USA y pese a que tu dinero aquí ya no es suficiente, en el mercado americano tiene una valía espectacular, total, que sales del banco sin saber si te han dado o no dinero, pero con el suficiente efectivo para mantener el alquiler de la barrera hasta final de año y poder permitirte unas humildes vacaciones a China con tu adorable familia. Mientras descubres los secretos de la cultura del arroz y disfrutas de lo bueno que es ver mundo, no tienes ni idea de que tu dinero está dando vueltecitas muy graciosas por todo el universo de la globalización, es decir que se lo van pasando de banco en banco hasta que se convierte en una especie de basura monetaria que sirve para engañarse unos a otros, claro que si en vez de basura lo llamamos "Mortgage Back Securities" pues la cosa coge un glamour inesperado y si encima están pasando por las zonas VIP de medio mundo económico, pues ya ni les cuento. Al volver a casa te encuentras con unas 700 llamadas perdidas de tu contable para decirte que el Euribor ha subido, hasta ahora tú solo habías visto eso del Euribor comiendo después de trabajar en las noticias porque en el Marca no suelen hablar de esas cosas, al parecer es el índice que se une a nuestro dinero y como entre ellos se han estado peleando por ver quién se pasaba más basura, pues han subido los tipos de interés y vamos a tener que pagar más de lo que nos hemos llevado, al parecer el dinero es algo que dura 20 segundos en tu sucursal y a los 50 vuelve de 18.000 bancos distintos convertido en una caliente y sabrosa deuda para tu cuenta bancaria. Para más INRI, te llaman del trabajo y te dicen que estás despedido porque la cosa está aún más parada, buscas al constructor y su oficina tiene unos sospechosos maderos clavados en las ventanas, un cartel de "Nos hemos trasladado" y su móvil al parecer ya no existe. En esta situación de urgencia intentas vender la barrera y solo encuentras a un comprador con cara de buitre y que te da cuatro duros por ella y por el oro de tu mujer, al final las deudas te comen, no encuentras trabajo y practicamente en la calle, disfrutando de los lunes al sol, haciendo huelga el 29 de septiembre aunque igualmente no tenías dónde ir y cagándote en la bendita madre del más sabio de todos los sabios.

martes, 21 de septiembre de 2010

Recuerdos.

El dibujante argentino Quino, creador de Mafalda, tiene una filosofía de vida bastante curiosa, resumida en este breve texto:

Pienso que la forma en que la vida fluye está mal. Debería ser al revés: Uno debería morir primero para salir de eso de una vez. Luego, vivir en un asilo de ancianos hasta que te saquen cuando ya no eres tan viejo para estar ahí. Entonces empiezas a trabajar, trabajar por cuarenta años hasta que eres lo suficientemente joven para disfrutar de tu jubilación. Luego fiestas, parrandas, alcohol. Diversión, amantes, novios, novias, todo, hasta que estés listo para entrar a la secundaria. Después pasas a la primaria y eres un niñ@ que se la pasa jugando sin responsabiliddes de ningún tipo. Luego pasas a ser un bebé, y vas de nuevo al vientre materno, y ahí pasas los mejores y últimos 9 meses de tu vida flotando en un líquido tibio, hasta que tu vida se apaga en un tremendo orgasmo…
¡¡¡ESO SÍ ES VIDA!!!

Supongo que el alzheimer tiene algo que ver con los pensamientos de Quino, hoy se "celebra" el día mundial de una enfermedad degenerativa que ironías de la vida te devuelve a la añorada juventud, divino tesoro que diría la canción, tu memoria pasa de ser un colorido cuadro a un lienzo en blanco, te apagas tan despacio como una vela, suena a triste, verdad, pero para algunos a los que la soledad de la vejez los atrapa, es casi un alivio pensar que no se van a dar cuenta de lo que les pasa, es la pena de esta sociedad. Este es mi pequeño homenaje para los que la sufren, pacientes y familiares, dicen que lo último que recuerda un enfermo de alzheimer son las canciones de su juventud, como si la armonía de la música se grabara en sus mentes para acompañarlos en el último tramo de su vida.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Miedos@s Racionales.

La vida es una película de miedo con un toque de palomitas y refrescos, que producen un efecto placebo bastante balsámico. Somos lo que queremos percibir y para comprenderlo, los distintos tipos de dudas, entre ellos el miedo, son la mejor terapia de choque para ese psicoanálisis que es nuestro paso por este mundo, de ello depende nuestra socialización y el control de calidad de nuestro entorno.

Desde la más tierna infancia no soportamos las habitaciones oscuras y no nos fiamos de cualquier extraño, aunque sea un señor de blanco que nos acaba dando una piruleta, en la comprensión de nuestro entorno está nuestro crecimiento como personas, y pasamos de ser simples entes habitadores para convertirnos en pequeños Sócrates con pelillos en el bigote.

En la adolescencia los miedos se exageran debido al subconsciente hormonado que nos provoca la pubertad, tenemos miedo al otro, al distinto, al desigual, las convicciones sobre nuestra forma de ver las cosas se van afianzando y es la etapa en la que empezamos a comprender el abismo que se nos viene encima, de repente, alguien ha cortado la red de seguridad que nos ofrecían nuestros padres y la soledad gigantesca que provocan tantos cambios es un proyectil que nos transporta a un lugar desconocido, esa es la madurez.

La misma que nos llega sin motivo ni aviso alguno, quizás no somos conscientes ni de si lo somos y es posible que algunos nunca lleguen a tenerla, es la balanza de la vida, en la que comprendemos que somos efímeros, que pese a todas las patadas que te pueda dar tu existencia nunca hay que temer a nada, siempre hay que intentar enseñar ese lado agradable del mundo a nuestros predecesores y que todos los errores tienen una solución y una lección, aprendemos a protegernos en nuestra coraza que tiene mucho que ver con las convicciones creadas durante la adolescencia, los pilares en los que se basa nuestra conciencia, ya sean trabajo, familia, amigos o coleccionar sellos, eso lo elige cada uno.

Tras tantas situaciones solo se mantiene una cosa en nuestras mentes que nos quita el sueño, esa es la muerte, el fin de todo, pero de eso se encarga la vejez, esa tercera edad que nombran las frías estadísticas, en la que solo legamos nuestra experiencia al mundo, como si eso fuera poca cosa. Entonces comprendemos lo que nos ha aterrado durante todos esos largos años, nuestra despedida es lo más natural del mundo, simple evolución. Pasamos una vida entera dudando para terminar aceptando que el temor es el sentimiento más normal, puesto que nos ayuda a salir adelante, y acabamos nuestros días solo teniéndole miedo al propio miedo, puesto que tras tantas batallas vistas y vividas ya no nos queda nada más con lo que atemorizarnos.

lunes, 19 de julio de 2010

Hasta Luego

Si de algo entendemos en mi tierra es de salpicar sueños en saco roto, crecemos mecidos por la cuna de la mar, la nuestra, su olor a sal y gamba roja, nuestro pequeño reino en medio del desierto, que tiene el honor de dar nombre a nuestra provincia como el Espejo del Mar. Pero parece que siempre tengamos que remitirnos a personas de otros sitios para explicar las cosas, somos tan mediterráneos como Serrat y conocemos su alma de marinero porque la hemos mamado desde pequeños, charlamos con acento propio, casi idioma, pero necesitamos a Alberti para convencer con nuestra palabra, que abre las puertas de ese infinito mar de dudas que son las ideas, y vivimos sin prisa oteando el horizonte, pensando rápido y hablando lento, con la bandera de las libertades palpitando en el mástil más alto, como si de un corazón se tratara.

Hoy miro desde mi ventana las calles de la ciudad y siento melancolía, pese a saber que me restan unas horas tan solo para volver a pisar la arena que me vio nacer, quizás este calor me esté retorciendo las neuronas, necesito el fresco del atardecer sentado en el porche de mi casa, no pretendo ofender a nadie pero soy privilegiado de nacer donde nací y pertenecer a donde pertenezco, con sus vicios y sus virtudes. Hoy sí me remito a mi gente, hoy vuelvo a sembrar mis raíces con un saco nuevo y recién estrenado, y siento orgullo de los hombres y mujeres de mi tierra, con manos curtidas y espaldas quemadas. Pronto volveré a la urbe con fuerzas renovadas, mientras tanto necesito un descanso y uso al quizás almeriense más ilustre para deciros hasta luego, ya lo avisé antes, si de algo entendemos es de sueños...

"... Y así después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar... decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas, decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución, decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis, decidí ver cada noche como un misterio a resolver, decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.
Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos. Aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar, descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui. Me dejó de importar quién ganara o perdiera; ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.
Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir. Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien «Amigo».
Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento, «el amor es una filosofía de vida». Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas... Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad.
Desde aquel día ya no duermo para descansar... ahora simplemente duermo para soñar.

Walt Disney."

lunes, 5 de julio de 2010

Gracioso puzzle

Esto lo escribí una noche que pasaba por mi querida Granada hace ya bastantes años, me quedé a dormir en el piso de mi hermana, no era mi mejor época y como siempre pues me da por escribir para expresarme, lo leí ayer después de mucho, demasiado tiempo, y me viene bien para hablar del orgullo gay, aunque no soy fan de esas exaltaciones porque no creo que sean buenas para la propia igualdad, ya que esta se basa en publicar la normalidad y no lo "especial", en fin, para un mujeriego como yo es raro leerse hablando de estas cosas, pero bueno, la imaginación es muy caprichosa...

"Tiene gracia, el insomnio te enseña cosas que son inverosímiles cualquier día por la mañana. Asomado en la terraza observas, la noche es fría, miras la calle, las farolas, los coches aparcados, todo está vacío a estas horas, el único movimiento es el de algún gato que salta de contenedor en contenedor, buscando algún resto perdido que haya dejado el camión. 

Sólo estás fumando un cigarro dices, ahora me acuesto y mañana será otro día, sabes que eso es imposible, las noches en vela ofrecen el encanto de poder tener una percepción distinta del mundo que te rodea, la tranquilidad en el ambiente hace que la soledad, en estos casos, sea la mejor compañera. De repente, algo rompe la paz ahí abajo, escuchas unos pasos y murmullos, se acerca alguien, dos figuras al final de la calle, sientes curiosidad y puedes mirar con tranquilidad, la altura de tu posición te lo permite, te da seguridad. 

Se acercan, son dos mujeres, el sonido de los tacones es inconfundible, delatador, se paran, parecen jóvenes, una es más alta que la otra, no puedes describir nada más, no dejan de ser dos sombras en la oscuridad, ahí abajo está todo demasiado negro, un momento, pero qué..., de repente, te ves sorprendido con algo que no esperabas, algo raro, fuera de lo normal y que rompe la paz nocturna que se respiraba. 

No puede ser, miras bien lo que está pasando, se besan, así, como que no quiere la cosa, se besan, y a ti se te eriza el pelo al ver tal estampa, no te lo esperabas, sólo es eso, tú estabas con tu cigarro tranquilo y pensabas que ibas a escuchar una conversación, una despedida o la monótona escena de verlas pasar, Pero no, se tenían que besar, y ellas, es evidente, siguen a lo suyo, sin imaginarse que tienen tal espectador en un palco casi de lujo, y lo están haciendo con pasión en la acera de enfrente, a escasos metros de ti.

Lo primero que te viene a la cabeza es "¡Dios mío, cómo está el mundo de loco!", incluso te avergüenzas, casi te indignas, pero sigues mirando, no pierdes detalle, observas que se cogen de la mano, que se acarician las caras, que se abrazan y se intentan unir la una junto a la otra al máximo, después vuelven a juntar los labios. Entonces, en ese pequeño instante, en esos dos segundos, te vuelves a avergonzar, pero esta vez de ti mismo, echas la cara a un lado y das un paso hacia atrás. 

¿Cómo has podido mirar con tal descaro un momento tan íntimo, tan personal? Vuelves a escuchar pasos y ves que se marchan calle arriba, esta vez cogidas de la mano, y te das cuenta que no era ninguna locura, que el mundo no necesitaba ninguna terapia psiquiátrica ni mucho menos. Ante tus ojos, has tenido el privilegio de poder ver pasar la belleza del amor, y no hay cosa más natural en este cuerdo planeta que este instante que acabas de admirar y es que, la naturalidad, pura y simple, es demasiado bella.

Sigue teniendo mucha gracia, desde luego, nunca me había parado a pensar lo sencillas que somos las personas, pese a haber evolucionado tanto, el hombre, sigue guiándose por el instinto y si éste le dice que algo es antinatural esa es la primera impresión que va a tener, quiera o no quiera, es algo dictatorial y que viene completamente de fábrica, aunque también supongo que algo de culpa deben tener la sociedad en la que vivimos y la educación que se nos ha dado. 

Parece todo demasiado triste, demasiado fácil, ¿así que todo se resume a eso?, ¿instinto?, por supuesto que no, para algo existe la capacidad de reflexionar, de rectificar y ver las cosas desde el punto de vista de la razón. Hace unos años en este mismo país a esas dos pobres chiquillas, en el mejor de los casos, se las hubiera encerrado casi sin preguntar y se hubiera tirado la llave al río, por brujas se hubiera dicho, suena hipócrita, casi cómico, menos mal que la sociedad evoluciona y hoy día la única impresión que produce esta anécdota es la que yo sufrí en mis propias carnes, la simple duda que me produjo mi instinto, tan primario y estúpido, y el que diga que no, miente. 

Ya lo dijo Oscar Wilde: "Hablan mucho de la belleza de la certidumbre como si ignorasen la belleza sutil de la duda. Creer es muy monótono, la duda es apasionante." Por eso es mejor no estar nunca seguro de nada, a veces es bueno admitir que el blanco no es blanco, todo depende de la percepción de cada uno, ya que cada persona tiene una y, de esa manera crea su propia realidad. Desde siempre me han enseñado que la primera impresión no es la que cuenta sino la segunda que es la que demuestra.

Y quién sabe, quizás dentro de unos años, que dos mujeres, que dos hombres o yo que sé, que un loro y un papagayo se besen en mitad de la calle se verá como la cosa más normal del mundo, como que los perros ladren o los gatos maullen, ese día la duda ya no existirá, se habrá esfumado como por arte de magia, y será un claro ejemplo que demuestre que este mundo tiene la cabeza en su sitio y que, como un puzzle interminable, siempre tiene una pieza más que colocar, nunca se acaba y poco a poco, con el tiempo y la paciencia, todo encaja."



sábado, 19 de junio de 2010

Un Viejo le Dijo a Otro.

Un viejo le dijo a otro que la pobreza no está sólo para entenderla sino también para solucionarla.
Pocos saben que en pleno siglo XXI un escaso 12% de la población es privilegiada de tener agua corriente, algo que para nosotros es tan natural se convierte en un verdadero lujo para la inmensa mayoría del planeta.
Hay personas que sacrifican sus vidas por las de los demás sin pedir nada a cambio, cuesta creer que mientras unos pasamos nuestra existencia quejándonos por recibos, bajadas de sueldo o una avería del aire acondicionado, otros, no pueden disfrutar, conocer o simplemente soñar con las facilidades de la vida moderna. Parece ser que es más cómodo para la sociedad darles la espalda y aprovecharse de sus recursos, en esta época de evolución y comodidades la colonización y explotación masiva de los países subdesarrollados está a la orden del día, me da vergüenza tan solo pensarlo, somos egoístas y pensamos en el bien personal por encima de todas las cosas.
Hoy hace un año que murió Vicente Ferrer, alguien distinto que dedicó su vida entera a ayudar a los demás, él intentó solucionar esa pobreza que todos entendemos. Jamás le dieron el Nobel, porque era políticamente incorrecto, tampoco lo quería, se reía de los premios que llenan pensamientos pero vacían el corazón. A Saramago sí se lo dieron pero no sin presiones y críticas abiertas, ambos humanos humanistas de muy distinta ideología pero igual convicción, sudaron sangre y lágrimas para hacernos entender que el mundo tiene un límite y en la igualdad está la base del verdadero progreso. Hoy estoy triste por ambos, hay gente que debería ser eterna e inmortal.
El otro viejo le contestó, pienso que todos estamos ciegos, somos ciegos que pueden ver, pero que no miran. Ambos tenían razón.

jueves, 17 de junio de 2010

Desde Mi Trono.

Payaso coronado con catalejo dorado en mano, desde mi trono de mimbre sentado, veo la vida pasar y tonto de mí me doy cuenta de lo admirable, pero también de lo que detesto, quizás sea que el tiempo me ha enseñado que lo inhumano es muy humano y corresponde con lo natural.

Pena me da la envidia y envidia me da la pena, que es sentimiento de culpa por lo propio y soberbia por lo ajeno, no critico el cotilleo, demasiada redundancia para tan llano individuo, me da asco y no lo entiendo pero es deporte nacional, llamadme raro si así os place, para mí no es molestia alguna, pero no respeto a quien pierde segundos en hablar de un semejante y baila sobre su pública imagen a espaldas de su constancia, bendita idiosincrasia me viene al pensamiento, triste y aburrida vida propia tendrán. No se extrañen si les digo que hay quien disfruta con la derrota de los demás, murmullan y patalean si el triunfo toca en puerta ajena y pasan su existencia sin pena ni gloria, pues no entienden que al final lo que importa es ser feliz y no el qué dirán.

Añoro el tiempo de los hombres que se hacían a sí mismos, sin atribuirme complejo, la vida que me ha tocado vivir es cómoda y aprovechable, pero no soy fiel a esta época de estrés, facturas y apatía, qué lejos queda ese tiempo de abrir los ojos y pensar que la única preocupación es vivir en libertad, y la rima me viene bien para intentar recordar, que hay una historia en este mundo que ni el mejor maestro te puede enseñar, en las aceras está escrita y a más de uno sorprenderá.
Discúlpeme quien se moleste pues no suelo pensar lo que digo, y aunque diga lo que pienso la razón no me comprende y, sinceramente, tampoco quiero ser su amigo.

Y aquí sigo con mi recelo, orgulloso navegante del pensamiento, bufón a ratos sin motivo aparente ni circo que me contrate, dedico mi vida a mecerme en este trono del bien y el mal. Rey de los locos soy, no me cuesta reconocerlo pues no hay reino más grande que el mío, si blanca y negra es la realidad grisácea mi percepción, sin irritar a nadie, procuro andar mi camino intentando entender la existencia, sin hacer mucho caso al destino.

miércoles, 9 de junio de 2010

¿Estado de Bienestar? Creo que me suena...

Últimamente se habla demasiado de lo mal que estamos y de la deflación imperante, pura evidencia a nivel global, nacional y comunitario (en nuestro caso), pues bien, he de decir que me hace mucha gracia la percepción de las cosas según más de uno/a que simplemente critica por criticar, hace tiempo que no creo en la política, no al límite de ponerme a quemar banderas pero tal vez sí he comprendido el hecho de que si las personas somos orgullosas por naturaleza, aún lo somos mucho más por liderato y si este viene aderezado con tintes de capacidad de convicción hacia las masas (llamémoslo demagogia) pues mucho mejor aún.

En fin, bien es cierto que se están recortando sueldos e intereses a razón laboral, desde los funcionarios a las pensiones, dentro de unas cotas y un margen de beneficio estudiado y administrado no por el gobierno, sino por los órganos europeos, con esto quiero decir que dependemos de unas normas que nos dicta Europa y que nos hacen pasar los cortes económicos para un interés final y global sobre la Unión Europea (a la que recuerdo que todavía pertenecemos) y no sobre el propio Estado individual , por eso se le dan inyecciones acondicionadas a países como Grecia o Turquía en su momento, pero esto no es nada más que resultado de la progresión del continente hacia el beneficio social del mismo.

Todo esto lleva a que por activa y por pasiva, o mejor dicho, por izquierdas y por derechas se critique al actual gobierno del "neoliberalismo" vigente, de no hacer una política social como precede y corresponde a su partido, pues muy bien, hablemos de una cosa que se le olvida a todo el mundo ahora, pero que a razón y sazón del tiempo es incuestionable, esta es el Estado de Bienestar, definición básica en ciencias políticas y que nos habla de la unión de derechos, bienes y servicios sobre, por y para el ciudadano. Pactos como el de Toledo, tan usado ahora por todos, son claro ejemplo de la importancia del bienestar en nuestro país, y base del mismo es la igualdad para todos sin ninguna distinción y en cualquier situación, es decir, para todos pero también para lo bueno y para lo malo.

Otro tema es la comparación con los demás, de repente todo el mundo habla y enfrenta nuestra economía con la de otros países como USA, pero no voy a hablar de los estados históricamente capitalistas porque además de que sería muy fácil para mí, más de uno/a me va a tachar de partidista, voy a intentar explicar lo que quiero decir con países comunistas por antonomasia, por ejemplo, Brasil, Rusia o China, grandes Estados con un índice demográfico gigantesco, lugares de grandes inversiones inimaginables 10 años atrás y con crecidas de su PIB en márgenes impresionantes durante estos últimos años, tanto es así que los estudios los sitúan a niveles desde un 3% hasta un 6% en los próximos años y esto puede aumentar.

Muy bien, por un lado tenemos todos los derechos olvidados y, por el otro, grandes potencias con una capacidad económica gigantesca, David contra Goliath. Pues ahora es el momento de lanzar una pregunta, ¿qué país del mundo ofrece: seguridad social, educación pública, leyes de igualdad, pensiones, jubilación, derechos del trabajador, justicia escindida del gobierno, interventores económicos independientes, aplicaciones salariales, libertad de prensa y expresión, acciones medioambientales, en fin, todo esto conjunto y aún así sigue creciendo a más de un 1%? ¿Cualquiera de estas potencias? (Me permito hasta incluir a USA y todo) pues parece que se nos caen todos de la lista, y es que todos estos derechos y beneficios que tenemos, no salieron de la nada y hay que pagarlos cada año, aunque a más de uno le extrañe.

Ese es el Estado de Bienestar, posiblemente no es el más fuerte, pero sí el más justo, en los años 90 en toda Europa se luchó e integró porque era (para mi gusto lo sigue siendo) la forma más elocuente de igualar las necesidades de un país, pero claro, aquí abajo que somos muy señoritos, de repente todos nos volvimos ricos, jefazos, constructores y empresarios, o simplemente funcionarios, pero con un piso en la capital, un Mercedes en la cochera y un chalet en la playa, aprendimos a vivir muy bien, a reírnos del de al lado por ahorrar y, ahora, la culpa la tiene el gobierno porque no se junta con quien tiene que juntarse. Sinceramente, tenemos lo que nos merecemos, por eso esta es la crisis de la desconfianza, de la envidia y de echar las culpas al de al lado. Veis como somos unos orgullosos, si es que no tenemos solución, y eso que no ostentamos tanto poder como otros, en fin, solo me queda decir que a quien no le guste esto porque le quema leerlo pues que no lo lea, porque es LIBRE de hacerlo, pero yo prefiero poder escribir aquí y luego tener que apretarme el cinturón por el BIENESTAR de todos, a tener Campofrío en vez de Hacendado en el frigorífico pero que me metan una multa, o quizás en la cárcel, por decir lo que pienso. Feliz crisis a todos/as y como diría Marx, Groucho que no Karl, HASTA LA VISTA!

(ME PERMITO UN BREVE INCISO A MODO DE RESUMEN, UNA CITA DE ORTEGA Y GASSET, PARA PENSAR:
La civilización no dura porque a los hombres sólo les interesan los resultados de la misma: los anestésicos, los automóviles, la radio. Pero nada de lo que da la civilización es el fruto natural de un árbol endémico. Todo es resultado de un esfuerzo. Sólo se aguanta una civilización si muchos aportan su colaboración al esfuerzo. Si todos prefieren gozar el fruto, la civilización se hunde.)

sábado, 22 de mayo de 2010

Como un dibujo...

No quería colgar esto porque la red es fría, tanto como la sociedad actual, en la cual se corta una relación por SMS o se despide de un trabajo por e-mail, es triste que hayamos llegado a estos términos y que tengan que pasar cosas malas para volver por un segundo a ser humanos y desconectar de los asquerosos aparatos, a veces pienso que el efecto 2000 nos hubiera venido bien, pero esa es otra copla, esto lo escribí porque me salió del corazón y me han pedido que lo suba para que no se pierda, sin más, cada uno disfraza sus sentimientos de una manera y yo supongo que lo hago escribiendo. Hay días en los que te sientes insignificante, casi invisible, hay días en los que ya nada importa. DEP.

"Como un dibujo intentamos trazar nuestras vidas dándole sentido a nuestras esperanzas, mientras tanto, la goma de la memoria borra recuerdos por nuevas ilusiones. Cuando crecemos comprendemos que solo hay una cosa que jamás se va y es que, la pintamos con tinta en nuestros corazones, esa es la amistad, tan fuerte que es capaz de vencer a cosas tan oscuras como la traición o la mentira, donde el amor deja lágrimas ella reparte sonrisas y grandes momentos, por eso es duro comprender que mientras nuestro lápiz sigue dibujando hay otros que ya no lo seguirán haciendo, sin más explicación, supongo que así aprendemos a vivir, pues vaya lección que nos has dado. Me duele tanto escribir estas líneas, pensando en tantas situaciones juntos, tantas sensaciones, sería imposible plasmarlos uno a uno porque cada uno de nosotros, de tus amigos, te vamos a recordar de una manera distinta, eras tan grande que nos has dejado hundidos, solo me sale decir que estoy orgulloso de haberte tenido a mi lado, cuando éramos pequeños te protegíamos como al que más porque pensábamos que era lo correcto y ahora, de repente, tu nos has enseñado que hay que disfrutar al máximo del tiempo que estamos aquí, vaya lección que nos has dado, amigo, te vamos a echar mucho de menos. Que tu recuerdo se tiña para siempre en nuestra memoria, que tu lección se grabe en nuestros corazones, como un dibujo."


jueves, 20 de mayo de 2010

Fútbol es FÚTBOL.

No suelo hacerlo, pero lo que iba a ser un artículo de economía de andar por casa se ha quedado en uno de fútbol. Y digo que no suelo, porque es manido el tema y difícil de domar. El balompié a mí siempre me recuerda a tango, a esas grabaciones de los 70 que veías de pequeñito y a Van Gaal y su siempre negativo nunca positivo. Serán manías mías, pero no me negarás que no forman una mezcla añeja, casi tanto como el deporte patrio, y es que funde sentimientos que son capaces de cegar. Ha sido el opio del pueblo tantas veces, desde que los políticos se dieron cuenta que es capaz de hacer algo que ni el mayor soborno o la más agresiva amenaza podrían, unir a ricos y pobres, energúmenos y educados compartiendo una misma opinión, por eso los poderosos siempre lo han usado como Platón y su caverna. Con los años ha ido decayendo al sistema capitalista y es en época de crisis cuando se destapa el entrevelo de que ya se perdió la magia, solo es un negocio más con mucha fanfarria y poco "culo pelao" que diría Zapatones (que no ZP).

"Arranca por la derecha el genio del fútbol mundial...qué buena pelota le han puesto a Torres, la pelea Torres...para Leo Messi, vamos Leo, la juega en corto, el disparo de Andrés...te quiero Zidane, te quiero Zidane, viva la madre que te parió!" Francescoli pibe que bella gambeta príncipe, dale boludo, esto sí que es calcio, del inglés football, del brasileiro futebol y del "aspañol" fútbol, el único deporte que inventaron unos para que ganaran otros, como Brasil del 70 o el Milan de Sacchi y que don Alfredo asemejaba al sexo, todo el mundo sabía hacerlo, pero nadie como él, bueno, excepto Ben Barek. Cuero de vaca sobre hierba de pasto y balones con telarañas tejidas por Eusebio y rotas por Best, porteros viñeros excepto Yashin y aquel gol en Wembley o la final de los palos cuadrados, Gordillo sin espinilleras, primero pasillo al campeón, segundo sollozos por el descenso y después los sufridos colchoneros con más pupas que el estadio de "Don Manué" y tantas tardes de barro y corazón en la vieja Catedral, pero eso es otro cantar, casi tanto como cantaba Seaman y mucho menos que Schuster en los tres grandes, con un par de bigotes. Domingos de derbis, el alirón, la copa ni mirarla que trae mala suerte, el Flaco y el Kaiser y un tal Zizou dando clases de baile sobre la línea de cal, Jiménez qué huevos tienes, la retirada de Arconada, el que nunca hace nada besando el anillo y Alfonsito sacando lágrimas, que me ha dicho Mágico González que hemos pasado de cuartos, pues a chuparla, que la chupen porque nunca caminaremos solos aunque Rafa siga jodiendo.

martes, 20 de abril de 2010

Lucha de Gigantes.

Esto lo he escrito hace un rato, siempre he sido malísimo para los títulos, pero creo que con este he acertado, además me sirve para hacerle un pequeño homenaje a Don Antonio, que en paz descanse, os recomiendo poner la canción mientras leéis, espero que os guste:


Lucha de Gigantes.
La melancolía es amiga de la locura
y suelen charlar sobre la soledad,
mientras beben tragos de amargura,
en el bar de la libertad.

Libertad la de los locos
que piensan hasta en respirar,
cicatrices rojas bajo sus ojos,
ovejas negras de la sociedad.

Sociedad que los maltrata,
mientras enseña curas de humildad,
y con el abandono se retrata
a la hora de la verdad.

Verdad la de la cordura,
que cansada de esperar,
con la imaginación se desnuda
hasta volverse loca de atar.
 
Paperblog Territorio ñ Licencia de Creative Commons
Blog I love Turre by GAG is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.