miércoles, 9 de junio de 2010

¿Estado de Bienestar? Creo que me suena...

Últimamente se habla demasiado de lo mal que estamos y de la deflación imperante, pura evidencia a nivel global, nacional y comunitario (en nuestro caso), pues bien, he de decir que me hace mucha gracia la percepción de las cosas según más de uno/a que simplemente critica por criticar, hace tiempo que no creo en la política, no al límite de ponerme a quemar banderas pero tal vez sí he comprendido el hecho de que si las personas somos orgullosas por naturaleza, aún lo somos mucho más por liderato y si este viene aderezado con tintes de capacidad de convicción hacia las masas (llamémoslo demagogia) pues mucho mejor aún.

En fin, bien es cierto que se están recortando sueldos e intereses a razón laboral, desde los funcionarios a las pensiones, dentro de unas cotas y un margen de beneficio estudiado y administrado no por el gobierno, sino por los órganos europeos, con esto quiero decir que dependemos de unas normas que nos dicta Europa y que nos hacen pasar los cortes económicos para un interés final y global sobre la Unión Europea (a la que recuerdo que todavía pertenecemos) y no sobre el propio Estado individual , por eso se le dan inyecciones acondicionadas a países como Grecia o Turquía en su momento, pero esto no es nada más que resultado de la progresión del continente hacia el beneficio social del mismo.

Todo esto lleva a que por activa y por pasiva, o mejor dicho, por izquierdas y por derechas se critique al actual gobierno del "neoliberalismo" vigente, de no hacer una política social como precede y corresponde a su partido, pues muy bien, hablemos de una cosa que se le olvida a todo el mundo ahora, pero que a razón y sazón del tiempo es incuestionable, esta es el Estado de Bienestar, definición básica en ciencias políticas y que nos habla de la unión de derechos, bienes y servicios sobre, por y para el ciudadano. Pactos como el de Toledo, tan usado ahora por todos, son claro ejemplo de la importancia del bienestar en nuestro país, y base del mismo es la igualdad para todos sin ninguna distinción y en cualquier situación, es decir, para todos pero también para lo bueno y para lo malo.

Otro tema es la comparación con los demás, de repente todo el mundo habla y enfrenta nuestra economía con la de otros países como USA, pero no voy a hablar de los estados históricamente capitalistas porque además de que sería muy fácil para mí, más de uno/a me va a tachar de partidista, voy a intentar explicar lo que quiero decir con países comunistas por antonomasia, por ejemplo, Brasil, Rusia o China, grandes Estados con un índice demográfico gigantesco, lugares de grandes inversiones inimaginables 10 años atrás y con crecidas de su PIB en márgenes impresionantes durante estos últimos años, tanto es así que los estudios los sitúan a niveles desde un 3% hasta un 6% en los próximos años y esto puede aumentar.

Muy bien, por un lado tenemos todos los derechos olvidados y, por el otro, grandes potencias con una capacidad económica gigantesca, David contra Goliath. Pues ahora es el momento de lanzar una pregunta, ¿qué país del mundo ofrece: seguridad social, educación pública, leyes de igualdad, pensiones, jubilación, derechos del trabajador, justicia escindida del gobierno, interventores económicos independientes, aplicaciones salariales, libertad de prensa y expresión, acciones medioambientales, en fin, todo esto conjunto y aún así sigue creciendo a más de un 1%? ¿Cualquiera de estas potencias? (Me permito hasta incluir a USA y todo) pues parece que se nos caen todos de la lista, y es que todos estos derechos y beneficios que tenemos, no salieron de la nada y hay que pagarlos cada año, aunque a más de uno le extrañe.

Ese es el Estado de Bienestar, posiblemente no es el más fuerte, pero sí el más justo, en los años 90 en toda Europa se luchó e integró porque era (para mi gusto lo sigue siendo) la forma más elocuente de igualar las necesidades de un país, pero claro, aquí abajo que somos muy señoritos, de repente todos nos volvimos ricos, jefazos, constructores y empresarios, o simplemente funcionarios, pero con un piso en la capital, un Mercedes en la cochera y un chalet en la playa, aprendimos a vivir muy bien, a reírnos del de al lado por ahorrar y, ahora, la culpa la tiene el gobierno porque no se junta con quien tiene que juntarse. Sinceramente, tenemos lo que nos merecemos, por eso esta es la crisis de la desconfianza, de la envidia y de echar las culpas al de al lado. Veis como somos unos orgullosos, si es que no tenemos solución, y eso que no ostentamos tanto poder como otros, en fin, solo me queda decir que a quien no le guste esto porque le quema leerlo pues que no lo lea, porque es LIBRE de hacerlo, pero yo prefiero poder escribir aquí y luego tener que apretarme el cinturón por el BIENESTAR de todos, a tener Campofrío en vez de Hacendado en el frigorífico pero que me metan una multa, o quizás en la cárcel, por decir lo que pienso. Feliz crisis a todos/as y como diría Marx, Groucho que no Karl, HASTA LA VISTA!

(ME PERMITO UN BREVE INCISO A MODO DE RESUMEN, UNA CITA DE ORTEGA Y GASSET, PARA PENSAR:
La civilización no dura porque a los hombres sólo les interesan los resultados de la misma: los anestésicos, los automóviles, la radio. Pero nada de lo que da la civilización es el fruto natural de un árbol endémico. Todo es resultado de un esfuerzo. Sólo se aguanta una civilización si muchos aportan su colaboración al esfuerzo. Si todos prefieren gozar el fruto, la civilización se hunde.)

1 comentario:

Fernando dijo...

Plas plas plas Gino. Te ha faltado quizas alguna comparación entre paises (bi)centenarios y poblaciones con encanto del sur de la península. Eso te lo dejo para cuando tengamos cerveza en mano y queso frito por delante, aunque esa combinacion sea explosiva para la operacion bikini.

 
Paperblog Territorio ñ Licencia de Creative Commons
Blog I love Turre by GAG is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.